Ruido superior a 65 decibeles, pueden dañar gravemente la salud por contaminación acústica

Ivonne Intriago, otorrinolaringóloga, dijo que la principal afectación al oído es un traumatismo acústico, dependiendo de la intensidad y los decibeles a los que el paciente puede estar sometido. 

“Un solo sonido, como una explosión, puede causar un trauma acústico y la exposición constante a decibeles no permitidos, como cuando se trabaja con máquina, si no hay una protección,  puede causar también una hipoacusia, es decir una pérdida auditiva progresiva acompañada de otros síntomas, como mareos y dolor”, explica.

Intriago calcula que de los pacientes que llegan a su consulta, un 5% presenta lesiones laborales, porque trabajan sin protección frente a ruidos de máquinas, equipos de construcción, perforadoras, taladros. Deben tener doble protección: tapón intracanal más una vincha que toma todo el pabellón auricular, señaló.

Indicó que cuando empieza el proceso de pérdida de audición hay que sacar a la persona del medio que pudo causarle la lesión y, si no se puede, por lo menos protegerla para que no se siga dañando el nervio auditivo.

¿Cuáles son los síntomas? Zumbidos agregados que aturden, causan irritabilidad, mareo, inestabilidad. Una primera señal es cuando la persona se da cuenta que escucha menos de un lado, o puede que escuche pero no entiende, hay una mala discriminación de los sonidos, es decir hay sonido, pero no entendimiento. Entonces, se la somete a una audiometría, logoaudiometría, timpanometría o impedanciometría, que miden las presiones a nivel del oído.

Fuente: http://www.eldiario.ec
  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg