Pionero implante coclear de última generación

Publicado: Sábado, 20 de mayo, 2017
El equipo de ORL del Hospital La Milagrosa, de Madrid, ha realizado un implante coclear cuya novedad radica en que es uno de los más finos del mundo, lo que ofrece la mejor resolución de sonido, cobertura y comodidad para el paciente, adaptándose mejor a su cabeza y siendo muy discreto de llevar.

Actualmente, en España hay más de un millón y medio de personas sordas, pero el mundo de la discapacidad auditiva ha cambiado radicalmente desde la llegada de los implantes cocleares.

El equipo de Otorrinolaringología del Hospital La Milagrosa, en Madrid, ha dado un paso más colocándo el último modelo de implante coclear del mercado a un paciente con sordera profunda consiguiendo devolverle la audición.

Carlos Martín Oviedo, responsable de la Sección de Otología del equipo de Otorrinolaringólogos del equipo de Pablo Ortiz señala que:

Hemos llevado una cirugía de implante coclear a un paciente con hipoacusia profunda, destinado a la incomunicación auditiva, aplicando la más alta tecnología. Se trata de un nuevo dispositivo, el más fino del mundo, que ofrece la mejor resolución de sonido, cobertura y comodidad para el paciente, adaptándose mejor a su cabeza y siendo muy discreto de llevar".
Un paso adelante

Actualmente, en nuestro país 6.000 personas llevan implantes cocleares y gracias a este dispositivo pueden llevar una vida normal. La llegada de este nuevo dispositivo supone un "paso adelante en el abordaje de la discapacidad auditiva", insiste el experto.

Martín Oviedo señala que este tipo de implante posee un "nuevo diseño aerodinámico, lo que proporciona un manejo cómodo al cirujano durante la inserción del electrodo y ofrece a al paciente un aspecto muy discreto. En combinación con el electrodo más fino y largo del sector, el nuevo dispositivo constituye el implante ideal para la audición híbrida".
Equipo del Hospital La Milagrosa, durante la intervención

La filosofía de los implantes cocleares es proporcionar estimulación eléctrica a las células ganglionares espirales ubicadas en la zona auditiva para lograr un rendimiento auditivo óptimo y evitar una inserción más profunda, a la vez que se reduce el riesgo de estímulo apical o trauma de inserción.

"Con esta misma filosofía se ha logrado el diseño de un dispositivo que proporciona un manejo cómodo al cirujano durante la inserción del electrodo con las mayores garantías de lograr su objetivo: devolver la audición", recuerda Martín Oviedo.

 Fuente: http://otorrinolaringologia.diariomedico.com

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg