En hipoacusia, detectar a tiempo es crucial

“Cuando encendimos el implante, Benjamín levantó el hombro izquierdo hacia el oído...”, contó Judith Kruszyn, del servicio de Fonaudiología del hospital Provincial Evita de Lanús, en Buenos Aires. 

Así supieron que el pequeño había escuchado por primer a vez la voz de su madre. Benjamín sufría hipoacusia neurosensorial bilateral y recibió un trasplante coclear. Entre 1 y 3 de cada 1.000 bebés nacen en el mundo con problemas de audición severos, pero ayer, en el día Nacional de la Audición, se pudo celebrar que historias como la de Benjamín son cada vez más frecuentes.

El 28 de marzo se conmemora la primera intervención quirúrgica de oído de la historia, que fue realizada en Argentina y estuvo a cargo del médico Juan Manuel Tato, en 1933. Los implantes (dispositivo electrónico que se coloca en el oído interno y se activa desde afuera) cuestan unos 25.000 dólares y cuentan con financiación estatal.

Detección precoz

Pero es crucial la detección temprana de los problemas, algo para lo que Tucumán está preparado: las tres maternidades de la Provincia y el Hospital de Concepción ofrecen un servicio íntegro de detección y control de dificultades auditivas para el recién nacido. Allí se atienden alrededor de 700 pacientes por mes, tanto los que nacen allí como los derivados de instituciones públicas y privadas.

Noemí Peralta, jefa de la Unidad de Audiometría de la Maternidad, explicó que las pruebas permiten detectar problemas dentro de los primeros tres meses vida, de modo que el niño pueda desarrollar un lenguaje normal. “En las personas con antecedentes de riesgo hacemos desde el año pasado los potenciales evocados (control de a recepción cerebral de estímulos) automatizados”, añadió.

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg