Disfunción en trompas de Eustaquio provoca afectaciones auditivas

Es una enfermedad que regularmente ocurre en niños de dos hasta los nueve años de edad. Es tratable y se logra una integral recuperación

Para prevenir y lograr un diagnóstico oportuno en los problemas auditivos, especialistas del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero, recomienda a los padres de familia solicitar un examen rutinario, por lo menos una vez por año, de niños en edad escolar.

Problemas por mal funcionamiento o Difusión de las trompas de Eustaquio (DTE), se ve más frecuente en niños menores de dos, tres hasta los ocho y nueve años de edad, alertó el Seguro Social, quien indicó que este es uno de los padecimientos auditivos más frecuentes en menores de edad.

El médico otorrinolaringólogo del Hospital General Regional (HGR) No. 1 Vicente Guerrero, ubicado en el puerto de Acapulco, Alfonso García Vázquez, explicó que la Disfunción de la Trompa de Eustaquio es un padecimiento que ataca a millones de seres humanos alrededor del mundo.
Detalló que la trompa de Eustaquio o tubo faringotimpánico, es un conducto que comunica el oído medio con la naso-faringe y tiene la función de facilitar la renovación y equilibrio de presión del aire que hay en el oído medio, además de proteger sus estructuras ante los cambios bruscos de presión entre los dos lados del tímpano

Detalló que la disfunción se debe a un factor anatómico que se registra en este órgano, ya que en el niño, es más corta y es más inclinada que en el adulto y esto origina que el paciente disminuya su audición.

Cuando se produce una disfunción y la trompa de Eustaquio se obstruye estos líquidos se acumulan y llenan el oído medio produciendo sordera, una elevación de la presión en el interior del oído, dolor y el temido zumbido de oídos.

Indicó que en los casos registrados en este Hospital, identifican que los padres “se enteraron” de los problemas auditivos de sus hijos por sus mismos maestros, por lo que conocer los síntomas es recomendado para un tratamiento oportuno de acuerdo a la edad.

El síntoma principal de DTE es escuchar con problema o tener dificultad para oír con claridad; los oídos pueden sentirse rellenos o tapados. Habrá una incómoda sensación de plenitud en el oído, la que aumenta al acostarse; escuchar un sonido de timbre se puede oír en el oído, como un zumbido, silbido, o el sonido de clic.

También puede haber fiebre en caso de infecciones de las vías respiratorias. Además, el dolor de garganta, congestión nasal y dolor de cabeza puede ser experimentado.

Es observar al niño pequeño, que le sube a la televisión, que es muy frecuente que él escuche música o que vea la televisión y que le suba al volumen y es ahí cuando el padre se da cuenta que efectivamente no está escuchando bien el niño”, recomendó el especialista.
Agregó que el Instituto cuenta con especialistas en padecimientos del oído (otorrinolaringólogos y audiólogos) que identifican los síntomas y la enfermedad, realizan estudios audiométricos y prescriben el tratamiento adecuado que revierta la pérdida de la audición.

Fuente: https://noticiasacapulconews.com

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg