Las personas con pérdida de audición neurosensorial súbita corren riesgo de trastornos depresivos

Publicado: Jueves 16 de marzo, 2017
Las personas que sufren pérdida de audición neurosensorial súbita (SSNHL, siglas en inglés) corren el doble de riesgo de desarrollar trastornos depresivos que las personas sin SSNHL, especialmente los menores de 60 años.

Un estudio revela que las personas que padecen pérdida de audición neurosensorial súbita tienen 2,17 más probabilidades de padecer trastornos depresivos que personas que nunca la han padecido. El estudio también halló que los menores de 60 años corren el mayor riesgo de desarrollar trastornos depresivos entre los afectados por SSNHL.

¿Qué es la pérdida de audición neurosensorial súbita?

La pérdida de audición neurosensorial súbita se define como una pérdida de audición en tres frecuencias contiguas, en un periodo de pocos días. La SSNHL puede ocurrir por la noche o en cualquier momento del día. Puede aparecer a cualquier edad, pero es más común en las personas que ya han alcanzado los cincuenta.

Causas de la pérdida de audición neurosensorial súbita

Las causas de la pérdida de audición neurosensorial súbita varían. Entre las posibles causas se encuentran las infecciones virales, los trastornos vasculares y los traumatismos craneoencefálicos que afectan a las células pilosas, los tímpanos o los huesecillos del oído medio. Otras posibles causan que han apuntado los expertos incluyen una larga lista de medicamentos con receta, así como trastornos idiopáticos o inmunológicos, anormalidades de desarrollo, y tumores en el oído.

Si experimenta una pérdida de audición súbita, debe considerarla una verdadera emergencia y acudir inmediatamente a un especialista en audición para evaluar su condición e investigar las causas.

El estudio

Un total de 1717 personas con SSNHL y un grupo de control de 6868 individuos sin SSNHL participaron en el estudio. El estudio se basó en datos de la National Health Insurance Research Database (NHIRD), la base de datos del instituto de investigación para la sanidad en Taiwán.

Fuente: http://www.hear-it.org, www.ncbi.nlm.nih.gov

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg