Encuesta revela que muchos discapacitados auditivos no disfrutan de los espectáculos

Publicado 17 de enero 2017
Muchos discapacitados auditivos no disfrutan de los espectáculos. La experiencia de las personas con discapacidad auditiva suele ser mala al acudir al teatro, cine o salas de conciertos, según una encuesta. El 94% de los sujetos con problemas auditivos que participaron en el sondeo afirmaban que su capacidad auditiva les privaba de poder disfrutar del teatro, cine o salas de concierto.

Una encuesta realizada en el Reino Unido entre 143 personas con distintos grados de discapacidad auditiva, de leve a profunda, muestra que más de 9 de cada 10, no disfrutaba plenamente al acudir al teatro, cine o salas de conciertos. Asimismo, el 83% mostraba su desagrado por la falta de recursos adecuados para proporcionarles una accesibilidad total del espectáculo.

Mejora de la accesibilidad

La encuesta también pone de manifiesto que los espectáculos y conciertos podrían ser más confortables y accesibles para las personas con pérdida de audición con tan solo unos sencillos ajustes. Por ejemplo, el 73% de los encuestados estaban de acuerdo en reducir el ruido de fondo cuando hay diálogos para mejorar la experiencia lucrativa.

Asimismo, cerca de dos de cada tres (el 66%) informaban que proporcionar un sistema de asistencia a la escucha sería de gran ayuda. En cuando a este tipo de sistemas de asistencia a la escucha, el 77% de los participantes se decantaban claramente por los bucles magnéticos en lugar de los sistemas infrarrojo o FM.

Un bucle magnético es un sistema de comunicación específico para personas que utilizan audífonos. Este sistema emite señales magnéticas inalámbricas que recoge el audífono cuando se coloca en la posición T o de bobina telefónica. Muchos audífonos tienen incorporada la función de bobina telefónica, o posición T.

Pequeños ajustes para marcar la diferencia

En la encuesta, las personas con discapacidad auditiva también evaluaron su experiencia con los empleados de las taquillas, el bar del local, acomodadores y atención al cliente. Los hallazgos indican que una de las cosas que marcarían la diferencia sería si sencillamente los empleados hablaran con claridad y frente al cliente al que se dirigen.

Muchos de los encuestados coincidían en que reducir el ruido de fondo en las áreas donde se sirve comida (51%), las taquillas (48%) y el bar del local (46%) podría hacerles disfrutar mucho más de la experiencia. La posibilidad de habilitar zonas de silencio para comer o beber y poder mantener así conversaciones con la familia y los amigos también se mencionaron como ideas para mejorar su experiencia.

Fuentes: www.hear-it.org, www.ideasforears.org.uk  

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg