El desequilibrio nutricional como factor de pérdida auditiva

Probablemente esté consciente de que ciertos nutrientes le ayudan a obtener una visión óptima pero, ¿sabía que también podría beneficiar su oído con ciertos alimentos? Si tiene problemas auditivos o se percata de que su sentido del oído ya no es tan bueno como antes, su alimentación (así como el consumo de suplementos) podrían ser la respuesta.

De hecho, cada vez con más frecuencia se piensa que el desequilibrio nutricional es el factor que provoca la pérdida auditiva. La pérdida de audición relacionada con la edad en realidad no se debe a ningún tipo de disfunción mecánica en el oído. Sino a la manera en la que el cerebro procesa la información que resulta en pérdida auditiva.

Además, es la capacidad del cerebro la que proporciona la información adecuada al oído y filtra la que no necesita, esta capacidad disminuye cuando se llega a los 40 años y 50 años. Si no se tuviera este sistema de filtración, lo más probable es que nos abrumara una masa de información difícil de clasificar.

La buena noticia es que la pérdida de audición relacionada con la edad podría ser reversible. El tinnitus, que generalmente lo provoca el daño por ruido, también podría mejorar notoriamente, así como podría mejorar la pérdida auditiva repentina.

Nutrientes que protegen y mejoran la audición:

Entre los nutrientes que se conoce que son más benéficos para proteger y mejorar la audición son:
Carotenoides, especialmente la astaxantina y la vitamina A
Folato
Zinc
Magnesio8

Estos nutrientes ayudan a la audición de varias maneras, ya que:

Protegen contra el estrés oxidativo en la cóclea
Evitan el daño de radicales libres
Mejoran el flujo sanguíneo, por lo tanto reducen el daño coclear relacionado con un sistema vascular comprometido
Mejoran el metabolismo de la homocisteína
Se tienen diferentes opiniones respecto a la vitamina A. En un estudio muy grande que tomó en cuenta datos de más de 65 500 mujeres, no se encontró una relación entre el consumo de vitamina A y el riesgo de pérdida auditiva.9

Sin embargo, ha habido una cierta cantidad de otros estudios que sí han encontrado una relación positiva.

Como reportó el Weston A. Price: "Un estudio europeo de 1984 reportó una mejora de 5 a 15 decibeles en pacientes que padecían pérdida auditiva relacionada con la edad gracias a que recibieron vitaminas A y E.

Otros investigadores reportaron que la deficiencia de vitamina A resultó en una disminución de la cantidad de células sensoriales en la nariz, lengua y oído interno.

Un estudio realizado en 1993 en Science encontró que la vitamina A puede estimular la regeneración de células foliculares auditivas en mamíferos.

En 2009, investigadores japoneses encontraron que los adultos que tenían los niveles séricos más altos de vitamina A y carotenoides tienen el riesgo más bajo de pérdida auditiva.

Y en 2014, los investigadores determinaron que la deficiencia de vitamina A durante el embarazo, especialmente durante los primeros años en los que el feto se desarrolla, "podrían propiciar las malformaciones del oído interno y pérdida del sentido auditivo".

Fuente: www.sott.net

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg