El zinc para la pérdida de audición neurosensorial súbita idiopática

Consumo de Zinc Contra la Pérdida Auditiva Repentina. La investigación ha mostrado que el zinc podría ser útil para la pérdida auditiva neurosensorial idiopática súbita (SSNHL por sus siglas en inglés).

La SSNHL, la pérdida auditiva repentina generalmente se trata con dosis altas de esteroides, a pesar de que el tratamiento con esteroides es controversial y no hay evidencia suficiente que confirme su eficacia.

La buena noticia es que 47 a 63% de los afectados logran recuperar la mayoría o casi toda su capacidad auditiva. Aunque se desconoce la causa de la SSNHL, existe una teoría que dice que se trata de una infección viral o una enfermedad inmunológica. Esto podría ayudar a explicar la tasa de recuperación tan alta que hay y por qué el zinc parece resultar tan beneficioso para este caso.

El Zinc tiene propiedades antivirales y estudios han comprobado que evita que el virus de los resfriados comunes se replique o adhiera a las membranas nasales. El Zinc también cuenta con propiedades que mejoran al sistema inmune, lo que permite que el cuerpo se fortalezca y responda de manera más fuerte al brote de alguna infección viral.

En un estudio,14 se clasificó a 66 pacientes con SSNHL en dos grupos; la mitad recibió tratamiento con corticosteroides mientras que la otra mitad recibió gluconato de zinc oral además del tratamiento con corticosteroides. Los niveles de zinc sérico se obtuvieron al final del estudio.

Aquellos que recibieron zinc experimentaron una mejora significativamente más grande y un porcentaje de recuperación aún mayor. Según los autores:

"Hubo una relación importante entre los cambios de niveles de zinc sérico y los umbrales auditivos después del tratamiento por análisis de correlación, así como entre los cambios en los niveles de zinc sérico y el porcentaje de recuperación en el grupo del zinc.

Tomar suplementos de zinc podría ayudar en la recuperación auditiva de pacientes con SSNHL. Sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios podrían ayudar a reducir el estrés oxidativo de la cóclea en SSNHL, lo que indica un nuevo rumbo en cuanto al tratamiento de esta enfermedad."

Una alimentación bien equilibrada es la mejor fuente de zinc

Cada vez que aísle algún mineral y lo consuma de forma independiente, corre el riesgo de alterar el equilibrio. Esto es sin dudas cierto en el caso del zinc, pues tomar zinc de manera indiscriminada puede ser bastante problemático. Se ha comprobado que el exceso de zinc:

-Altera la capacidad del cuerpo de absorber otros minerales, especialmente el cobre, lo cual podría provocar anemia.
-Aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata en hombres.
-Provocar náusea, dolor estomacal, vómitos y diarrea.

El consumo diario recomendado (RDA por sus siglas en inglés) de zinc es:

11 miligramos (mg) al día para hombres adultos
8mg para mujeres (si está en proceso de lactancia o está embarazada, necesita consumir 3mg más)
5 mg para niños de 4 a 8 años
8 mg para niños de 9 a 13 años
3 mg para bebés

Cualquier cantidad que sobrepase los 50mg se considera excesiva. Para estar del lado seguro, céntrese en obtener el zinc de los alimentos. Además de los alimentos ricos en proteínas como la carne de res alimentadas con pastura y mariscos, otras fuentes de zinc son las semillas de calabazas, tahini (semillas de ajonjolí molidas) anacardos, almendras, champiñones crimini, espinacas, vegetales marinos y queso cheddar.

Los ostiones están primero en la lista de alimentos ricos en zinc ya que contienen de 16 a 182mg de zinc por cada 100 gramos, le sigue el hígado, el cual tiene 12 mg de zinc por cada 100 gramos.

Parece ser que el zinc se obtiene mejor de fuentes animales que de plantas, así que si de verdad quiere aumentar su consumo de zinc, considere agregar más carne de res o hígado orgánicos de pastoreo a su alimentación.

Fuente: www.sott.net

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg