Conmovedora historia de Bárbara, la directora de cine argentina con hipoacusia

Publicada: 14 diciembre 2016
Perdió la audición a los 3 años y se realizará un implante coclear para mejorar su capacidad auditiva. Cómo vive la joven que dirige cine para concientizar sobre una discapacidad que afecta a más del 5% de la población mundial.

Su historia es la de tantos y tantas que deben esforzarse un poco más. Quizá, cuando se agrupan, son solo unos pocos indefensos entre tanta multitud que pide a gritos que escuchen lo que ellos se animan a expresar pero no pueden oír. Bárbara Borello Castillo tiene la bandera. La alza, la flamea, descansa un rato y la vuelve a flamear.

Vive desde hace 27 años y desde los 3 solo cuenta con el 10% de audición total en cada uno de sus oídos. Es hipoacúsica y persigue un sueño, el de transformar a su favor el arma de la difusión, para que tantos niños y adultos puedan vivir mejor. Para que todos lo que sufren la hipoacusia puedan soñar. Una rubeola en su niñez le quitó el 80% de su capacidad auditiva. Tras varios años en silencio, la llegada de un par de audífonos cambió su vida.

La hipoacusia es una disminución en la audición y una manera diferente de escuchar. Es sentir que no sos parte del mundo en forma completa", explicó Bárbara, cineasta, que pide que le hablen fuerte, de frente y con la boca al descubierto: "Es como un mundo en mute. Sé leer los labios y eso me ayuda mucho, pero sin los audífonos no escucho nada".

Impulsada por una discapacidad con la que convive desde muy pequeña, Bárbara decidió darle rienda a su impronta y hacer catarsis en un set de filmación: "Estudié cine y después de recibirme hice un curso de guión. Yo quería contar algo, no sabía qué. La idea apareció en el cumpleaños de una amiga, en donde no me podía adaptar. La hipoacusia te genera eso, te da persecuta. Es como si uno completara con la mente lo que no escucha. Desde ahí me puse a escribir y surgió la idea".

La joven directora de cine organizó una campaña en las redes sociales para lograr que muchos donantes financien "Claramente", un cortometraje que requerirá ponerse auriculares para meterse "en los oídos del otro". 
A través de una plataforma de financiación colectiva -IDEAME- 231 personas aportaron 150 mil pesos que sirvieron para costear los gastos de un material que está en etapa de post-producción y se estrenará en 2017, con Benjamín Rojas, Cande Vetrano y Carlos Portaluppi como actores del proyecto audiovisual.

"Lo importante es agarrarlo a tiempo. Cuanto más chica es una persona, más plasticidad se tiene para adaptar la vía. Pero la audición también se puede perder a lo largo de la vida. Cuando son un poco más grandes empiezan a tener problemas en el colegio, problemas de atención. Un chico con hipoacusia necesita prestar más atención para aprender y participar. Dentro de todo ese panorama lo importante es que la audición es el primer sentido que logra restituirse a través de implantes y dispositivos tecnológicos", dijo Micaela Constanzo, audióloga de MeD-EL, empresa especializada en implantes  cocleares.
Barbara Borello Castillo junto a Benjamín Rojas y Cande Vetrano

La posibilidad de utilizar audífonos fue un gran alivio para la vida de la directora de cine, que trabajó durante muchos años para aprender a leer los labios y comprender sin sonido.

"Siempre hay una solución para las personas que lo necesitan. Como a Barbi eso no le rinde va a pasar a hacerse un implante coclear. El mismo tiene una parte interna y una externa. La interna la coloca el cirujano y se ubica en la coclea. La otra parte queda unida a través de un imán y cuando están unidos -por inducción- pasa la información.

A través de unos micrófonos va la energía acústica, la parte externa lo digitaliza y lo envía a la parte interna en donde se transforma en pulsos eléctricos", agregó Constanzo.

La discapacidad auditiva constituye el 18% de las discapacidades en Argentina, en donde entre 750 y 2.250 niños nacen con estos problemas cada año. Un problema que afecta al 5% de la población mundial. En Argentina, las prótesis auditivas de uso interno permanente, como el implante coclear, se encuentran dentro del Programa Médico Obligatorio (PMO). Quienes cuenten con obra social sindical o prepaga deben recibir el 100% de la cobertura.

"A mí me gustaría transformar algo de todo. Sufrí mucho en la adolescencia y ahora que voy creciendo me fui dando cuenta de un montón de cosas. Quiero que los niños y adolescentes hipoacúsicos sepan y encuentren herramientas para solucionarlo y no quedarse en el pensamiento de 'me tocó esto' y así angustiarse", concluyó Bárbara, que afronta con orgullo una discapacidad que le abrirá mil puertas y le cumplirá la misma cantidad de sueños, como el de escuchar el agua de la ducha caer sobre sus hombros por primera vez.

Es que quizá, en definitiva, Bárbara se conforme con poco. Y ese poco puede cambiar su vida para siempre.

Fuente: www.infobae.com

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg