Dos de cada cinco músicos de orquesta tienen pérdida de audición

Publicado 15 de noviembre 2016
Dos de cada cinco músicos de orquesta tienen pérdida de audición y tres de cada cuatro sufren distintos grados de tinnitus, según indica un estudio noruego.

Un estudio realizado en una de las orquestas más grandes de música clásica de Noruega ha descubierto que la discapacidad auditiva es un problema significativo en el 43,6% de los músicos. Asimismo, el estudio indicaba que el 76,9% de los músicos experimentaban tinnitus de distintas frecuencias. Estos hallazgos recalcan el hecho de que no son solo los músicos de rock o pop los que corren el riesgo de dañar su capacidad auditiva.

El lado oscuro de la música

Para la mayoría de la gente, escuchar música clásica es algo placentero. No obstante, disfrutar de este tipo de música también tiene su lado oscuro.

Para muchos músicos de orquesta, su trabajo diario se caracteriza por estar muchas horas practicando a niveles que exceden el ruido diario recomendado establecido en 85 dB”, explica Magne Nyvoll Temte, autor del estudio como parte de su tesis en la Universidad de Oslo, Noruega.
El estudio no analizaba que grupos instrumentales tenían más riesgo de padecer pérdida de audición inducida por ruido, no obstante, el riesgo aumentaba al estar ubicado delante de la sección de instrumentos de viento o percusión.

Resultados alarmantes

En definitiva, sufrir problemas auditivos para los músicos puede afectar a su carrera profesional, por lo que los hallazgos de este estudio son realmente preocupantes.  El estudio descubrió además que el 82,1% de los participantes experimentaban dolor después de la interactuación con la orquesta y el 76,9% mostraba sensibilidad al sonido.

A pesar de ser conscientes de la pérdida de audición inducida por ruido, muy pocos músicos eran constantes a la hora de usar tapones para los oídos. “Los resultados son preocupantes ya que la pérdida de audición progresiva no tiene cura. Una vez que se pierde parte de la audición, es para siempre”, concluye Magne N. Temte.

Fuente: www.hear-it.org, Din Hørsel 2016

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg