¿Que es la Dehiscencia del Canal Superior (DCS)?

La dehiscencia del canal superior es una apertura (dehiscencia) en el hueso que cubre el canal semicircular superior del oído interno. Puede resultar en síntomas que afectan al equilibrio y el oído de una persona.

¿Cuáles son los síntomas de la dehiscencia del canal superior?

Los síntomas de la dehiscencia del canal superior pueden incluir vértigo (mareos), oscilopsia (sensación de que se mueven objetos que están quietos), autofonia (el oír la voz de uno mismo o sonidos que genera uno mismo como respirar o parpadear, de manera más alta de lo normal, sensibilidad a los sonidos altos, y presión o sensación de lleno en los oídos.

El vértigo y la oscilopsia que están normalmente asociadas con el síndrome de dehiscencia del canal superior pueden comenzar al hacer actividades comunes que cambian la presión del cerebro o el oído medio. Estas actividades incluyen hacer esfuerzos, toser, estornudar, levantar pesos pesados, hacer ejercicio, y escuchar sonidos muy altos.

¿Qué causa la dehiscencia del canal superior?

La dehiscencia puede ser congénita (presente en el momento de nacer) y puede haber ocurrido durante el desarrollo del oído interno. También puede ser la causa de ciertas infecciones así como de un trauma a la cabeza.

Se estima que aproximadamente el 1% al 2% de la población tiene el hueso que cubre el canal semicircular superior anormalmente fino. La media de edad para el diagnóstico de la dehiscencia del canal superior es aproximadamente de 45 años. Aproximadamente el 33% de los pacientes diagnosticados tendrán dehiscencia del canal superior en cada oído.

¿Cómo se diagnostica la dehiscencia del canal superior?

Se hace un historial meticuloso para que el médico entienda mejor los síntomas que el paciente está experimentando. El médico puede pedir que te hagan varias pruebas para ayudar con el diagnóstico de la dehiscencia del canal superior.

Estas pruebas pueden incluir un TAC cerebral del hueso temporal, que puede mostrar la apertura en el hueso que cubre el canal semicircular superior. Tu médico también puede pedir que te hagan una prueba auditiva y un potencial vestibular miogénico evocado (PVME)(o VEMP por sus siglas en inglés).

Un PVME es una prueba indolora. Primero, te pegan unos electrodos a la piel de un lado del cuello. Luego, se mete sonido por un oído – el oído en el mismo lado de la cabeza donde están los electrodos.

Los pacientes con el síndrome de dehiscencia del canal superior (SCDS por sus siglas en inglés) muestran un aumento de la sensibilidad al sonido cuando se mide por las respuestas de los músculos del cuello. La prueba ayuda a identificar la zona específica donde se encuentra la lesión en el oído interno, lo que puede ayudar a determinar la causa del síndrome de dehiscencia del canal superior.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la dehiscencia del canal superior?

La mayoría de los pacientes con dehiscencia del canal superior pueden sobrellevar los síntomas. Aprenden a evitar actividades que causen vértigo y oscilopsia. Puede ser beneficioso el buscar a un fisioterapeuta vestibular certificado para que te ponga un tratamiento. Pueden dar a los pacientes ejercicios para ayudar a mejorar el equilibrio y reducir el riesgo de caídas.

Para algunos pacientes, los síntomas de la dehiscencia del canal superior son mucho más severos y pueden interferir con la vida diaria. Para esos pacientes, puede ser necesario el taponar la dehiscencia a través de una reparación quirúrgica. Se ha demostrado que el taponar la dehiscencia disminuye o alivia los síntomas de la dehiscencia del canal superior.

Fuente: www.clevelandclinic.org 

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg