Tipos de Hipoacusia o Sordera


1. Tipos de Hipoacusia o Sordera

- Hipoacusia de transmisión:

Se llama hipoacusia de transmisión , o sordera de transmisión aquella cuya causa se sitúa en el oído externo o en el oído medio, hasta la platina del estribo, ultimo huesecillo de la cadena osicular del oído medio.
También se incluyen en este apartado de hipoacusias de transmisión, las producidas por lesión de la trompa de Eustaquio, conducto que une el oído medio con la rinofaringe.

Constituyen sorderas o hipoacusias de transmisión, porque la vía osea esta totalmente conservada, mientras que es la audición de la vía aérea la afectada.

Es fácil de entender que el sonido no llega al oído interno, tal como seria lo normal, por una dificultad existente a lo largo del oído externo o medio.

- Hipoacusia de percepción:
Se llama hipoacusia de percepción o tambien neurosensorial, aquella que la causa radica en el oído interno o estructuras ya centrales, lease como nervio auditivo, o trayecto de este, o parte del cerebro correspondiente a la zona auditiva.

Generalmente estas sorderas son las que el paciente una vez sospechadas, emplea la siguiente frase para explicarlas: "si oigo, pero no entiendo lo que dicen".

Según sea el grado de esta sordera, se condicionan situaciones socialmente distintas; existen sorderas de percepción incipientes que pasan casi desapercibidas y otras por el contrario que son verdaderamente alarmantes.

También es cierto que hay muchas personas que no se consideran sordas, a pesar de estar encuadradas dentro de este apartado y el motivo es porque los sonidos graves, los oyen relativamente bien, y ya es suficiente para la convivencia conversacional, la habitual para sus necesidades; respecto a los sonidos agudos, si acusan una perdida auditiva, pero para su nivel conversacional, al no intervenir en demasía estos sonidos, no les afecta.

- Hipoacusia mixta: Que participan de ambos mecanismos.

2. Diferencias importantes de los Sordos

Pos-locutivos:
Cuya sordera ha sido posterior al aprendizaje del lenguaje es decir, los que han oido antes.

Pre-locutivos: Cuya sordera es de nacimiento o ha aparecido en los primeros años de vida, y por tanto no tienen huellas auditivas en su cerebro y tampoco han adquirido el lenguaje de forma natural y espontanea.

Prelinguales: en la que la lesión se produjo con anterioridad a la adquisición del lenguaje de 0-2 años.

Perilinguales: cuando sucedió durante la etapa de adquisición del lenguaje. 2-5 años.

Postlinguales: cuando la perdida auditiva es posterior a la estructuración del mismo.

Naturalmente las consecuencias serán mas graves cuanto mas precoz sea la perdida.

3. Síntomas y Signos de la Sordera
Un diagnostico tardío de hipoacusia o sordera y el consiguiente retraso en el inicio de la intervención especifica que el déficit auditivo requiere, influirán negativamente en el desarrollo del niño.

La adaptación protésica, el estímulo de las pautas comunicativas y el desarrollo lingüístico, pueden verse irreversiblemente afectadas si esto ocurre.

Por esta razón es muy importante realizar exploraciones neonatales completas que incluyan un examen de la audición, al menos, en los casos que se encuentren dentro de los grupos de alto riesgo, y que nunca se desestimen, por parte de los médicos, las observaciones o sospechas de los padres en torno a la capacidad auditiva de su hijo.

En los niños entre 1 y 3 años debe prestarse especial atención a las otitis serosas persistentes, que pueden interferir la audición y por lo tanto con la adquisición del lenguaje y el aprendizaje.

Es fundamental la timpanometría accesible a todos los niños para diagnosticar y seguir esta patología. La prevalencia de otitis serosa es muy alta y generalmente se resuelve espontaneamente.

La agresividad del tratamiento dependerá del grado de hipoacusia y de la duración de la misma. En cualquier caso, sera preciso consultar al medico pediatra si en el niño se observa alguna de las siguientes pautas:

De 0 a 3 meses: 
1º Ante un sonido no se observan en el niño respuestas reflejas del tipo: parpadeo, agitación, despertar

3º No reacciona ante el sonido de una campanilla
4º Emite sonidos monocordes.

De 3 a 6 meses: 
1º Se mantiene indiferente a los ruidos familiares.
2º No se orienta hacia la voz de sus padres.
3º No responde con emisiones a la voz humana.
4º No emite sonidos para llamar la atención

De 6 a 9 meses: 1º No emite silabas , ( pa, ma, ta, )
3º No atiende a su nombre
3º No se orienta a sonidos familiares

De 9 a 12 meses:1º No reconoce cuando le nombran a papa y mama
2º No entiende una negación
3º No responde a dame... si no se le hace el gesto con la mano

De 12 a 18 meses: 1º No señala objetos y personas familiares cuando se le nombran
2º No responde de forma distinta a sonidos diferentes
3º No nombra algunos objetos familiares

De 18 a 24 meses: 1º No presta atención a los cuentos
2º No identifica las partes del cuerpo
3º No hace frases de dos palabras

A los tres años: 1º No se le entienden las palabras que dice
2º No contesta a preguntas sencillas

A los cuatro años: 1º No sabe contar lo que pasa
2º No es capaz de mantener una conversación sencilla
3º Principales causas de la sordera infantil

Las principales causas de la sordera infantil grave y profunda son las causas. genéticas ( al menos el 50% de todos los casos). También se pueden dividir en :

Causas adquiridas: Infecciones como pueden ser: congénitas: rubeola, herpes simple, sífilis, postnatales: meningitis bacteriana , paperas, mastoiditis

Producidas por ototoxicidad: Antibióticos o otros medicamentos

Traumáticas: Traumatismo de cráneo, ruptura timpánica, luxación de los huesecillos, fractura del temporal o trauma acústico

Malformativas: Microsomia hemifacial, síndrome de Goldenhar , sindrome de Treacher-Collins , microotia, malformación de Mondini.

Complicación de la prematuridad
Causas genéticas: como pueden ser: autosómicas recesivas: hipoacusia profunda aislada, pérdida de tonos altos aislados, síndrome de lange-jerervell-Nielsen, síndrome de Pendred, síndrome de Usher

Autosomicas dominantes: hipoacusia profunda aislada, síndrome de Waardembrug, síndrome de Treacher-Collins, síndrome de Alport

Recesivas ligadas al cromosoma X: hipoacusia profunda asociada con daltonismo, síndrome de tipo Alport

Mitocondriales: síndrome de Kearns-Sayre

4.Tipos de Sordera
Sordera parcialLas personas que son parcialmente sordas o duras de oído generalmente no perciben bien las conversaciones o sonidos a su alrededor. A ellos se les puede ayudar con audífonos convencionales que amplifican los sonidos.

Sordera congénitaLas personas que no han podido oir desde su nacimiento se llaman sordos congénitos. Tienen muy poca habilidad en el lenguaje hablado y se consideran por lo tanto candidatos a un implante coclear solamente desde la temprana niñez hasta cerca de los ocho años de edad. Se sabe que la adquisición de la habilidad del lenguaje hablado a una edad mayor es muy difícil. Puesto que según se aumenta en edad es más difícil adquirir el lenguaje hablado es muy importante hacer el diagnóstico lo más temprano posible.

Sordera postlingualLos que pierden el oído después de haber adquirido la habilidad del lenguaje hablado se les da el nombre de sordos postlinguales. La sordera puede aparecer de forma repentina o puede aumentar poco a poco hasta no oir nada, aún con la ayuda de audífonos.

La mayor parte de los sordos postlinguales pueden beneficiarse de un implante coclear aumenta cuanta menor sea la duración de la sordera (pocos años o menos).

5. Causas de la sorderaEn primer lugar nos hemos de referir al conducto auditivo , en el cual, la obturación del mismo debe ser completa para que se produzca una sordera.

La causa más frecuente en los niños es la introducción de cuerpos extraños como trozos de goma de borrar, semillas de maíz tostado, papel mojado etc..., en el adulto suele ser por tapones de cerumen. La sordera que aparece en estos casos es leve, no sobrepasando los 35 dB de pérdida.

Las causas de afectación del oído medio son más numerosas y entre ellas encontramos:

Obstrucción tubárica u ototubaritis:
se produce como consecuencia de la inflamación de la trompa de Eustaquio que es un tubo de músculo y cartílago que comunica la faringe con el oído y se encarga de igualar las presiones entre el interior del oído y el exterior. Suele aparecer tras subidas a la montaña o vuelos en avión y también durante los resfriados.

Otitis serosa: se trata de una enfermedad en la que se acumula moco en el oído e impide la correcta vibración del tímpano, siendo la causa más frecuente de sordera de transmisión en los niños como consecuencia de la obstrucción tubárica por las vegetaciones adenoideas.

Otitis media aguda: es una infección por bacterias en el oído medio, apareciendo pus en el interior del mismo. Son muy frecuentes en los niños y en adultos durante un catarro. La sordera se recupera por completo al curar la otitis.

Otitis media crónica: se caracterizan por la presencia de una perforación en la membrana timpánica a través de la cual se producen supuraciones de moco más o menos frecuentes.

La pérdida de audición es variable, ya que está en función de las estructuras que se hayan visto dañadas en las sucesivas supuraciones Hay un tipo en el que se produce el crecimiento de piel en el interior del oído (colesteatoma) y que puede producir complicaciones muy graves ya que es capaz de destruir el hueso.

Otosclerosis: Es una enfermedad que se hereda y que se caracteriza por fijar progresivamente al último elemento de la cadena de huesecillos (el estribo), de manera que se altera el juego de palancas y con ello la transmisión del sonido. Esta enfermedad afecta a los dos oídos pero de forma desigual, siempre hay uno peor.

Traumatismos del oído medio: pueden producirse por las variaciones de la presión atmosférica, como ocurre en la descompresión de los buceadores o bien por onda expansiva en las explosiones, produciendo diversas lesiones, entre la que destaca la perforación de la membrana timpánica.

Se conocen múltiples causas de sorderas de percepción, es por ello que comentaremos las más importantes:

Sordera brusca: consiste en la aparición de una hipoacusia de percepción de grado moderado severo de forma repentina que afecta generalmente a un oído. Aunque no se conoce bien cual es la causa, se ha relacionado con problemas de la circulación sanguínea en el oído y con infecciones por virus.

Laberintitis: consiste en la lesión del oído interno en el contexto de una otitis media aguda, por una otitis media crónica, tras una meningitis o cualquier infección que alcance el oído interno.

Conmoción laberíntica: se produce tras un golpe en la cabeza sin que se haya producido fractura, apareciendo una sordera que puede ser transitoria o instaurarse de forma definitiva.

Presbiacusia: al igual que con la vista, en el oído también se produce una degeneración con el envejecimiento, tanto a nivel del oído interno (cóclea u órgano de Corti), como del nervio auditivo.

Trauma sonoro: aparece como una sordera progresiva

En la mayor parte de los casos de sordera, las cilias han sido dañadas por enfermedad, de tal forma que el sonido (vibración mecánica) no puede ya ser transformado en potenciales de acción neurales por la cóclea. Las causas de la sordera son, entre otras:

Meningitis
Encefalitis
Sarampión
Citomegalovirus
Paperas
Drogas ototóxicas
Ruptura del nervio auditivo (por ejemplo en un accidente)
Sordera repentina (causa desconocida en muchos casos)
Hipoxia
Causas genéticas
Síndrome de Pendred
Síndrome de Usher
Anomalía de Mondini
Síndrome de Waardenburg

Causas hereditarias
En el mundo existen miles de personas totalmente sordas. A muchos de ellos un implante coclear les puede permitir oír los sonidos ambientales y las palabras.

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg