¿Todo te da vueltas?, es probable que sufras de vértigo

¿Todo te da vueltas?, Asegúrate de no tener vértigo. El vértigo es una sensación de movimiento rotatorio del propio cuerpo o del entorno que nos rodea, cuando en realidad nada está girando.

Existen más de 300 causas que pueden producir vértigo y es más frecuente que ocurra en mujeres mayores de 50 años. Si ya te dio vértigo alguna vez aumenta el riesgo de volver a presentarlo después, sin embargo, muchos casos se han tratado con éxito.

Es importante que sepas distinguir si esa sensación es un simple mareo o se trata de vértigo para poder tratarlo con eficacia. El mareo suele ser una sensación de vahído o una pérdida del equilibrio que desestabiliza a la persona, pero éste normalmente no implica la sensación de movimiento personal o del entorno. La experiencia del vértigo puede ser muy desconcertante, en especial si es la primera vez que te sucede.

No es una emergencia médica, pero sí amerita que acudas al médico cuanto antes para evaluar tu estado de salud, principalmente porque es importante descubrir la causa a fin de tratarla adecuadamente. Si ya te dio vértigo alguna vez aumenta el riesgo de volver a presentarlo después, sin embrago, muchos casos se ha tratado con éxito.

¿Por qué sucede?

Varios trastornos pueden provocar vértigo, pero el más común es una afección llamada Vértigo Postural Paroxístico Benigno (VPPB), es el resultado del desplazamiento de unos cristales diminutos que hay dentro del oído interno.

Esos cristales nos hacen sensibles a la gravedad y nos permiten mantener el equilibrio. Por lo general, los cristales se mantienen en su puesto gracias a una membrana gelatinosa que tiene el oído; pero cuando éste sufre algún daño, por lo general a consecuencia de un golpe en la cabeza, los cristales pueden desplazarse hacia otra parte del oído”, indica Nail Shepard, audiología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.
Una vez fuera de su lugar, los cristales vuelven a la persona sensible a movimientos y cambios de postura que normalmente no le afectarían, desencadenando así el vértigo.

Causas del vértigo

Sentarse, voltear la cabeza o recostarse, pueden provocar vértigo en quien padece VPPB.
Aunque en realidad existen muchas razones por las cuales se produce este padecimiento, actualmente se han descrito hasta 305 causas. En ocasiones y en especial en las personas mayores, no es posible determinar la causa específica del VPPB.

Estas son algunas causas que pueden presentarse principalmente en adultos mayores:

-Traumatismo craneal
-Anomalías e infecciones del oído.
-Cardiopatía.
-Presión arterial anormal.
-Tumores cerebrales.
-Esclerosis múltiple.
-Manifestación clínica de una isquemia cerebral.
-Como consecuencia de tratamientos previos con salcilatos, aminoglucósidos y anticonvulsionantes.

Tipos de vértigo

El vértigo puede ser periférico o central. Estos son los síntomas específicos para identificarlo:

* Vértigo periférico

-En este caso el sistema vestibular es el que está dañado.
-El vértigo es muy intenso y suele cursar de forma episódica, es decir, que hay momentos en los que puedes encontrarte bien y otros en los que no.
-El vértigo se acompaña de pérdida de audición.
-Ocasiona nistagmo (movimiento rápido e involutario de los ojos), en una dirección horizontal y se ve aumentado al suprimir la fijación de la mirada.

*Vértigo central

​-Se asocia a lesiones que asientan en distintos niveles encefálicos.
-El vértigo es mucho menos intenso, aunque continuo.
-No se acompaña de pérdida de audición.
-En este tipo de vértigo, el nistagmo puede tener cualquier dirección.

Para diagnosticar el vértigo postural paroxístico benigno, la mayoría de los especialistas utilizan una técnica llamada “maniobra de Dix-Hallpike”, en la que se coloca a la persona en la posición que normalmente inicia el vértigo y cuando los síntomas empiezan, el médico revisa si vienen acompañados de cierto tipo de movimientos oculares involuntarios. Si ese es el caso, entonces se confirma el diagnóstico de VPPB.

Cuando la maniobra no muestra resultados claros, pero hay antecedentes de vértigo y los síntomas aparecen y desaparecen, se puede recurrir a otros exámenes para detectar la presencia de movimientos oculares involuntarios o analizar la capacidad de la persona para mantener el equilibrio. Además, es posible que también sea necesario fisioterapia y otros exámenes de diagnóstico.

Tratamiento del vértigo

El tratamiento del VPPB implica principalmente recibir guía médica para que, lentamente, y a través de una serie de movimientos específicos de la cabeza, se reubiquen los cristales del oído interno en un lugar donde ya no provoquen vértigo.

En la mayoría de personas, el VPPB desaparece después de un sólo tratamiento de reubicación de los cristales, sin embargo, en alrededor del 50% de quienes tuvieron un tratamiento exitoso, éste reaparece dentro del transcurso de un año”, indica Shepard.

Es posible que el médico enseñe al paciente cómo realizar el procedimiento de reubicación de los cristales para que pueda hacerlo en casa. Sin embargo, si el problema no se resuelve después de intentar el tratamiento de reubicación durante un par de días, es probable que la persona requiera tratamientos de seguimiento.

Otras enfermedades que provocan vértigo

Aparte del vértigo postural paroxístico benigno, existen otras enfermedades que pueden ocasionar este padecimiento, como la neuritis vestibular y la laberintitis. Ambas involucran algún daño en el oído interno, por lo general como resultado de una infección.

La enfermedad de Ménière es un trastorno raro del oído interno cuya causa subyacente no se entiende claro, también puede derivar en vértigo. Todos estos trastornos pueden ser más difíciles de tratar que el VPPB, pero en muchos casos, el vértigo que producen puede controlarse de forma eficaz para que no interfiera con las actividades cotidianas.

Fuente: http://www.clarin.com

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg