Análisis de hipoacusia súbita basado en evidencias médicas

La hipoacusia neurosensorial súbita idiopática es la pérdida inexplicable de audición repentina y unilateral en la mayoría de los casos.

En la minoría de los pacientes, se logra determinar la causa y dar el tratamiento específico. Es un padecimiento que afecta sobre todo a la población adulta económicamente activa, por lo que tiene gran repercusión psicosocial y económica.

No hay un tratamiento estandarizado, en consecuencia, el pronóstico y desenlace del paciente son muy variables. En este estudio se realizó una búsqueda sistematizada de la evidencia más sólida y actualizada en el diagnóstico y tratamiento de la hipoacusia súbita para mejorar el desenlace del paciente.

La hipoacusia sensorineural súbita se define como la pérdida mayor de 30 decibeles en tres frecuencias consecutivas en la audiometría de tonos puros, en menos de 72 horas. Afecta con mayor frecuencia a adultos entre 40 y 60 años.

La incidencia está probablemente subestimada, ya que algunos pacientes se recuperan de manera rápida y sin recibir atención médica. Se menciona una incidencia mundial de 5 a 30 por 100 mil habitantes; mientras que en Alemania fue de 160 por cada 100 mil en 2004.

Se desconoce la causa precisa de este padecimiento; sin embargo, en varios estudios se reportan posibles orígenes: idiopático (71%), viral (12.8%), enfermedad ótica (4.7%), traumática (4.2%), vascular (2.8%), neoplasias (2.3%) y otros (2.2%).

Se han encontrado otras causas específicas: enfermedad de Behcet, de Cogan, lupus, padecimientos infecciosos (Lassar, Lyme, micoplasma), hipotiroidismo, enfermedades neurológicas (migraña, esclerosis múltiple, ensanchamiento de acueducto vestibular) y la ingestión de algunos medicamentos (aminoglucósidos, quimioterapia, AINES, salicilatos, entre otros).

Existen tres teorías que explican el probable mecanismo de lesión

Se realizó una búsqueda sistemática en la bibliografía médica de artículos de revisión, metanálisis, ensayos clínicos controlados y de casos y controles publicados antes de junio de 2012. Las herramientas utilizadas fueron: DynaMedEBSCOhost, OVID, Pubmed y Cochrane.

Resultados Factores de riesgo

Entre los posibles factores de riesgo reportados en varias revisiones sistémicas están el tabaquismo y el consumo de alcohol, así como factores genéticos (polimorfismo en factor V de Leiden, protrombina G2021A o la enzima metil-reductasa tetrahidrofolato, MTHFR). Asimismo, en un estudio de casos y controles se encontró que los factores de riesgo vascular, como lípidos y fibrinógeno, no se relacionan con la hipoacusia sensorineural súbita; lo mismo ocurrió con la hipertensión arterial.

Diagnóstico

El diagnóstico se sospecha con prueba de Rinne y Weber compatible con hipoacusia sensorineural súbita y se confirma con una audiometría de tonos puros. Las pruebas diagnósticas realizadas en pacientes con esta enfermedad pueden tener un efecto clínico limitado, de acuerdo con estudios retrospectivos, por lo que las pruebas de laboratorio y adicionales se reservan para pacientes con factores de riesgo

Tratamiento

En pacientes con causa identificada se da tratamiento especí- fico. Para el tratamiento de la hipoacusia sensorineural súbita idiopática se prescriben esteroides orales en las primeras dos semanas, a dosis de reducción durante 10 a 14 días (prednisona o metilprednisolona 60 mg/día durante cuatro días y disminución de 10 mg cada dos días; prednisolona 1 mg/kg/día durante 10 días y reducción gradual). Agregar cinc (20 mg) al esteroide (dexametasona) tal vez incremente la recuperación auditiva (nivel 2 de evidencia), al igual que magnesio a dosis de 167 mg (nivel 2 de evidencia).

El tratamiento con medicamentos probablemente no aporta beneficios significativos en la hipoacusia sensorineural súbita, de acuerdo con los resultados arrojados en revisiones sistémicas en las que se comparan medicamentos con placebo sin ganancia significativa (diferencia de promedios ponderados 0.79 dB, IC 95%: 2.04 a 3.61 dB).

Existe evidencia limitada que apoya la administración de esteroides en la hipoacusia sensorineural súbita idiopática, según una revisión de Cochrane, en comparación con placebo

Opciones terapéuticas, Tratamiento, Efectos, Nivel de evidencia

Esteroide intratimpánico Metilprednisolona intratimpánica: (40 mg, 4 dosis en 14 días) es más efectiva en recuperación auditiva que la prednisona oral (60 mg durante 14 días) Nivel 1

Esteroide intratimpánico: (dexametasona 8 mg en 2 mL, 4 dosis en 2 semanas), puede mejorar la audición en pacientes resistentes al esteroide oral Nivel 2

Vasodilatadores: Podrían ayudar a la recuperación auditiva (lipoprostaglandina E1, o inhalación de carbógeno: 95% O2 y 5% CO2 , 8 veces/día por 30 minutos) Nivel 2.

Oxígeno hiperbárico Puede mejorar la audición en la hipoacusia sensorineural súbita idiopática, su relevancia clínica es incierta Nivel 2

Aféresis: En combinación con el tratamiento estándar puede aumentar la recuperación auditiva en pacientes con hipoacusia sensorineural súbita con cifras altas de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y fibrinógeno. Además, mejora la percepción del habla en estos pacientes Nivel 2

Terapia de ozono: Se asocia con la recuperación de la audición. Recuperación auditiva en 77% de pacientes con infusión de ozono vs 40% con placebo (p < 0.05, NNT 3)Nivel 2

Antivirales Aciclovir: 10 mg/kg o valaciclovir 1 g, ambos tres veces al día durante días; junto con esteroides no mejoran los síntomas auditivos

Pronóstico

En los casos de hipoacusia sensorineural súbita idiopática, 65% recupera la audición a niveles funcionales, independientemente del tratamiento; la mayoría de ellos en 14 días. El 40% de los casos no tratados recupera la audición con un umbral de diferencia interaural de 20 dB.

Si no mejoran en dos semanas, es poco probable que se recuperen. En los pacientes con hipoacusia sensorineural súbita debida a causa específica, el pronóstico depende del origen. No existe evidencia de que sea más probable la hipoacusia sensorineural súbita en el oído contralateral que en la población general. De 4 a 8% de los pacientes pueden padecer enfermedad de Ménière, ya sea al inicio o después de varios años

Discusión

Es frustrante que en la actualidad no exista ningún tratamiento que haya mostrado consistentemente su efectividad para la curación de la hipoacusia sensorineural súbita idiopática.

En términos experimentales es muy difícil realizar de manera estandarizada ensayos clínicos con distribución al azar, debido a que es éticamente cuestionable no ofrecer tratamiento a un grupo control de pacientes. Resulta interesante conocer que aunque los esteroides hayan sido el fármaco más consistentemente prescrito, sólo existe evidencia científica limitada que apoya su administración de manera sistematizada.

Al día de hoy, la única maniobra que ha demostrado nivel 1 de evidencia médica es que la metilprednisolona intratimpánica durante 14 días es más efectiva que la prednisolona oral por el mismo tiempo en la cuantificación de la audición residual. Es importante informar a los pacientes acerca de la rehabilitación y las medidas que existen para mejorar su calidad de vida, como los auxiliares auditivos; además del cuidado, protección y vigilancia del oído sano.

Fuente: medigraphic.com

Contenidos relacionados:

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg