El uso de audífonos reduce el deterioro cognitivo

La pérdida de audición acelera el declive cognitivo de las personas mayores, sin embargo, el uso de audífonos contrarresta esta aceleración. 

Un estudio científico longitudinal reciente indica que aquellas personas que utilizan audífonos presentan el mismo nivel cognitivo que las personas sin pérdida de audición. Las autoevaluaciones de pérdida de audición reportadas por personas de la tercera edad están asociadas a un deterioro cognitivo acelerado, según indica un exhaustivo estudio científico francés realizado durante 25 años.

El estudio documenta además que el uso de audífonos elimina prácticamente la aceleración de este declive cognitivo. El estudio aporta pruebas de que las autoevaluaciones de pérdida de audición se asocian de forma independiente con un deterioro cognitivo acelerado.

No obstante, se observó que en el caso de pacientes usuarios de audífonos, la tendencia estadística era la opuesta. El declive cognitivo de los participantes del estudio que utilizaban audífonos no era significativamente distinto al del grupo de control, es decir, de participantes sin pérdida auditiva.

Los usuarios de audífonos de la tercera edad mostraban los mismos índices de deterioro cognitivo que las personas sin problemas de audición.

Mejorar la capacidad auditiva ayuda

El estudio no demuestra que la pérdida de audición tenga un efecto directo sobre el declive cognitivo, pero sí indica que las consecuencias psicológicas y sociales de padecer una pérdida auditiva pueden mediar en esta relación.

Por este motivo, mejorar la capacidad auditiva mediante el uso de audífonos o implantes cocleares reduce el impacto negativo a nivel mental de la pérdida de audición y facilita la participación en actividades que estimulan las habilidades cognitivas como las actividades sociales, lo que a su vez, ralentiza el deterioro cognitivo.

Según los investigadores

Al restaurar la capacidad comunicativa al menos parcialmente, los audífonos ayudan a mejorar el estado de ánimo, aumentar las interacciones sociales y facilitar la participación en actividades que estimulan las habilidades cognitivas, y como resultado, su uso puede ralentizar el declive cognitivo”.

El estudio concluye que: “La pérdida de audición está asociada con la aceleración del declive cognitivo en personas mayores. Asimismo, se descubrió que el uso de audífonos atenúa este deterioro cognitivo”.

La importancia de abordar el problema

"En conjunto, estos resultados señalan la importancia de abordar el problema de la pérdida de audición sin diagnosticar y sin tratar en personas mayores”, añaden los investigadores. El estudio indica además que “el tratamiento para rehabilitar la capacidad audición es un proceso complejo y no consiste únicamente en el uso de audífonos”.

Hechos sobre el estudio

Este exhaustivo estudio francés, denominado PAQUID, se realizó entre 3.760 sujetos seleccionados al azar, de 65 años en adelante. El estudio comenzó en 1989-1990 y durante 25 años se evaluó de forma periódica a los participantes. La investigación fue dirigida por Hélène Amieva, catedrática de la Universidad de Victor Segalen Bordeaux 2, en Francia.

En el estudio, los participantes tenían que realizar autoevaluaciones sobre su pérdida de audición y el deterioro cognitivo se valoraba mediante el método conocido como “mini examen del estado mental” (MMSE, por sus siglas en inglés).

La solidez del estudio reside en el largo periodo durante el cual se monitorizó y evaluó a los sujetos, y el elevado número de participantes. La investigación se publicó en la revista Journal of the American Geriatrics Society.

Fuente: Amieva et al (2015) Self-Reported Hearing Loss, Hearing Aids and Cognitive Decine in Elderly Adults: A 25-year Study. Published in The American Geriatrics Society, imagen de fotolia

Contenidos relacionados: 

  •  Facebook
  •  Twitter
  •  Google+
  •  Stumble
  •  Digg